LF atribuye éxitos del PLD a combinar con acierto el desarrollo económico y social

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinby feather

Leonel Fernández.

Leonel Fernández.

Combinar con acierto el desarrollo económico y social con avances en el orden institucional democrático, es lo que ha generado la fortaleza del Partido de la Liberación Dominicana, que se ha convertido en la principal fuerza política del país desde finales del siglo XX y los primeros tres lustros del siglo XXI.

La aseveración es del ex Presidente Leonel Fernández al desarrollar el tema “Sistema de Partidos: Democracia y hegemonía popular” en su columna Observatorio Global, que publica cada dos semanas en el Listín Diario y que reseña la Secretaría de Comunicaciones del PLD en un despacho de prensa.

Luego de un análisis sobre las fuerzas políticas que gravitaron con mayor incidencia en la República Dominicana y las etapas inmediata posterior al ajusticiamiento de Trujillo, los orígenes hegemónicos del PRD, la Revolución de Abril y la intervención norteamericana, el presidente del Partido de la Liberación Dominicana afirma que es a partir de 1996, con el ascenso al poder del PLD, que se inicia otra etapa en la transición democrática del país.

“En esta ocasión, una nueva generación de políticos tenía la oportunidad, que dejó deslizar el PRD, de por vez primera en el país, combinar el desarrollo económico y social con avances en el orden institucional democrático”, explicó.

Fernández refiere que a pesar de las ácidas críticas que pueden verter sus adversarios, lo cierto es que, en términos generales, el PLD logró esos objetivos, logrando el fortalecimiento de las instituciones democráticas, entre otros factores, “con la más amplia reforma constitucional que conoce el país desde 1963; con la reforma administrativa-financiera del Estado; con la mejoría en la calidad de los servicios públicos; y con la reforma y modernización del Poder Judicial”.

El también presidente de la Fundación Global, Democracia y Desarrollo destaca que de igual manera, durante las administraciones peledeístas, se ha podido alcanzar una tasa promedio anual de crecimiento por encima del 7%, lo que ha determinado que el producto interno bruto se haya más que triplicado, al pasar de 20 mil a una cifra superior a los 60 mil millones de dólares.

“Esa multiplicación en la capacidad de generación de riquezas, conjuntamente con la ejecución de una política orientada al incremento de la inversión social ha permitido alcanzar una disminución de la pobreza; generación de empleos; expansión de la clase media; incremento de la afiliación de la seguridad social y subsidio focalizado a los sectores más vulnerables de la población”, señala el expresidente.

Concluye su referido artículo afirmando que al haber logrado esos objetivos, donde otros han fracasado, el PLD se ha convertido en la principal fuerza política del país de los últimos 20 años, “y eso es lo que explica el éxito electoral que ha tenido y su condición actual de fuerza hegemónica, de carácter popular, en la vida política nacional.

Fuente El Nuevo Diario

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinby feather