Pacientes con cáncer necesitan nutrirse muy bien

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinby feather

La intervención nutricional es una parte importante del tratamiento del paciente con cáncer.
Rosa Elva Rodríguez, nutrióloga de los Centros de Diagnóstico y Medicina Avanzada y de Conferencias Médicas y Telemedicina (Cedimat), explica que el consumo adecuado de los distintos nutrimentos antes, durante y después del tratamiento, ayuda al paciente a mantener su peso, mejorar la respuesta a los tratamientos y la inmunitaria, sentirse mejor, evitar la desnutrición y mejorar la calidad de vida.

Sostiene que actualmente se dispone de evidencias epidemiológicas de la importancia de la alimentación saludable y la actividad física que pueden ayudar a reducir el riesgo de padecer algunos cánceres.

La doctora especifica que debido a algunos efectos secundarios del cáncer y sus tratamientos, sea quimioterapia o radioterapia, puede haber alteraciones que dificultan la ingestión adecuada de alimentos y por ende las cantidades de proteínas y calorías son insuficientes, lo que conlleva al paciente a una desnutrición. Se ha calculado que hasta un 80% de los pacientes con cáncer presenta algún grado de desnutrición.

Riesgo de infecciones
“La pérdida de peso no intencionada se relaciona con una disminución en la calidad de vida, mayor riesgo de infecciones, menor tolerancia a los tratamientos y un peor pronóstico”, advierte la nutrióloga.

Rodríguez también destaca que las personas con cáncer presentan frecuentemente anorexia (pérdida del apetito) causa más común de mala nutrición; caquexia (síndrome de emaciación) que produce debilidad muscular; pérdida de peso, grasa y músculo.

Además, pueden presentar vómitos, náuseas, diarreas, estreñimiento, inflamación y llagas en la boca, cambio en el gusto (disgeusia), distención abdominal e infecciones, lo que deteriora el estado nutricional.

Requieren cirugías
La doctora dice, además, que alrededor del 50% de los pacientes con cáncer requieren cirugías, que alteran el estado nutricional del paciente, sobretodo cirugía mayor o del aparato digestivo.

Si el paciente se encuentra mal nutrido antes de la cirugía, el riesgo será de complicaciones infecciosas, recuperación, cicatrización y hospitalización. De ahí la importancia de una intervención nutricional temprana.– publicidad — 

La nutrióloga de Cedimat concluye diciendo que la Asociación Americana de lucha contra el Cáncer y el Instituto Americano para la Investigación sobre el Cáncer han elaborado pautas para la prevención del cáncer y el manejo de estos pacientes.

Pautas para prevenirlo
• Consumir al menos cinco raciones de frutas y verduras diariamente
• Evitar alimentos altos en grasas.
• Consumir granos y cereales integrales en lugar de productos refinados.
• Mantener un peso saludable, evitar la obesidad.
• Reducir el consumo de la sal.
• Limitar el consumo de carnes rojas altas en grasas, procesadas y los embutidos.
• Realizar diariamente al menos 30 a 45 minutos de actividad física.
• Limitar las bebidas alcohólicas.
• No fumar.

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinby feather