Pacientes se quejan por paro hospitales

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinby featherHOSPITALES

Pacientes que acudieron este viernes a los hospitales se quejaron de que no pudieron recibir los servicios de consulta, debido al paro por 48 horas que desde ayer sostienen los médicos que reclaman a las autoridades del Ministerio de Salud, mejores condiciones en los centros sanitarios y nombramiento de médicos especialistas. En el segundo día del paro convocado por el Colegio Médico Dominicano (CMD), que suspendieron las consultas en respaldo a los médicos de la región noroeste, se observó que las asistencias ambulatorias eran nulas en los hospitales de mayor demanda de la población diseminados en el Distrito Nacional y la provincia Santo Domingo, así como en los del interior del país.

El Ministerio de Salud calificó la protesta de los galenos “sin razón, injusta e inconsecuente”, además dijo que ese tipo de acción sólo afecta a los más pobres del país que son los que acuden a los hospitales.

Pamela Brito Alcántara, llegó con su hijo de dos años al hospital Robert Reid Cabral, porque tenía cita hoy, ya que tiene problemas respiratorios, “pero ahora tengo que irme y volver a pagar pasaje sin poder y tener que pedir permiso por estos desgraciados”.

La señora Berónica Beras, llegó temprano desde La Romana con su hijo que padece de un soplo en el corazón, y se enteró que los médicos están en huelga, y expresó maldiciones en contra de los facultativos “y me cambiaron la cita para el 7 de julio”.

También Marisela Vizcaíno, desde Villa Juana llegó al Robert Reid Cabral, con su hijo de siete años para que le fijaran la cita a su niño quien será operado de un quiste en la parte izquierda del cuello.

Otra joven, Yeraly Bernabel, con su hijo de dos años llegó desde Baní y no recibió atenciones, igual situación afectó a Jerly Luz Franco, residente en Cambita, San Cristóbal, y su bebé de 8 meses al que los médicos no le trataron el mal que presenta en la tráquea.

Rossy Núñez, se quejó de que pidió permiso en su trabajo porque su niña de cinco años tenía cita y tuvo que retornar a su casa sin saber qué le produce dolor en su vientre.

María Jiménez, residen en Yaguate, San Cristóbal fue otra que asistió al Angelita, y los médicos no vieron a su bebé de dos meses, como le pasó a Nicaury Cabral, que llegó desde San Juan con su niño de cuatro meses con males respiratorios.

La doctora Belkis Pimentel Lara, directora del Moscos Puello, señaló que realmente las consultas en ese hospital se han reducido en más de un 75 por ciento, pero que médicos militares que laboran allí están dando consultas.

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinby feather