Tormenta deja cuantiosos daños en diferentes partes del país

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinby feather

SANTO DOMINGO.- A la “covidianidad” y los peligros que representa se sumó la tormenta tropical Isaías, la cual inició ayer su paso por el país provocando averías eléctricas, innundaciones y amenazando con expulsar de sus casas a cientos que viven próximo a ríos y cañadas.

La criticidad del momento fue aumentada por la disminución de la cantidad de personas que pueden ser trasladadas a los albergues debido al protocolo implementado para evitar los contagios de Covid-19.

Según los registros de la Defensa Civil, en todo el país hay 2,396 lugares de refugio con capacidad para 557, 193 personas.

Pero ayer, el director del Centro de Operaciones de Emergencia (COE), Juan Manuel Méndez, informó que solo podrían ser movilizadas unas 150, 000 personas o el equivalente al 30% de la capacidad.

A su vez, el director de la Defensa Civil en el Distrito Nacional explicó que dentro de los mismos se han habilitado espacios para aislar a posibles casos positivos.

Provincias en alerta

El COE colocó a 14 provincias en alerta roja, 11 en amarilla y seis en verde.
En roja están La Altagracia, La Romana, San Pedro de Macorís, Gran Santo Domingo, San Cristóbal, Peravia, Azua, Barahona, Duarte, Monte Plata, María Trinidad Sánchez, el Seibo y Hato Mayor. Siguen en alerta amarilla Espaillat, Montecristi, Samaná, Puerto Plata, San José de Ocoa, La Vega, Sánchez Ramírez, Samaná, Pedernales, Bahoruco, San Juan, Monseñor Nouel y Santiago. y en alerta verde Valverde, Hermanas Mirabal, Independencia, Dajabón, Elías Piña, y Santiago Rodríguez.

Situación Isaías

La Oficina Nacional de Meteorología pronostica que el centro de la tormenta se retirará al noroeste del territorio y su campo nuboso seguirá perturbando las condiciones meteorológicas sobre el país produciendo aguaceros siendo moderados a fuertes en ocasiones, tormentas eléctricas y ráfagas de viento, hacia el nordeste, sureste, suroeste, Cordillera Central y la zona fronteriza.

Si bien desde la noche del miércoles se empezaron a sentir fuertes ráfagas de viento, fue ayer cuando finalmente los efectos de Isaías se dejaron sentir en territorio dominicano.

Población vulnerable

En los barrios próximos a ríos y cañadas la gente no mostró temor a la tormenta Isaac, ni al Coronavirus (socializan sin mascarillas), se bañaron en la lluvia y conversaban con energía a la par que observan la llegada de medios de comunicación, autoridades municipales y organismos de socorro. Cita obligada para estas fechas.

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinby feather