Cid y Hernández asumen el liderazgo del tenis dominicano

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinby feather

Santo Domingo

Todavía a la fecha muchos consideran a Víctor Estrella como la raqueta número uno del país,pero desde hace meses el líder entre los dominicanos en el ranking ATP es otro. Estrella tampoco es el segundo.

En la actualidad dos criollos lo desplazan al tercer puesto en la clasificación mundial: Roberto Cid y José (Bebo) Hernández.

No se trata de restar méritos a quien indiscutiblemente ha sido el mejor quisqueyano de todos los tiempos, pero la temporada del tenista de 38 años ha estado por debajo de las que ha tenido en los últimos cuatro años.

En cambio, Hernández se ha mantenido jugando en el circuito Challenger, en donde ha alcanzado varias veces los cuartos de final en este 2018, obteniendo los puntos necesarios para mantenerlo entre los mejores 300 jugadores del planeta.

Pero la mayor explosión ha sido para Cid, quien ha tomado el banderín entre los dominicanos, gracias a dos finales Challenger esta temporada, con lo que se ha acercado rápidamente al top 200, avanzando 200 peldaños respecto a cómo inició el año.

Pese a su eliminación en la primera ronda del Santo Domingo Open esta semana, el jugador de 25 años seguirá por los 230 del ranking y como puntero entre los locales a menos que Hernández alcance la final del evento.

Coincidencialmente ambos formarán equipo esta semana en el dobles enfrentando a Estrella y el boliviano Hugo Dellien en la primera ronda.

Principales soportes
Más allá de esta semana son estos los jugadores que se perfilan como el sostén del tenis masculino de República Dominicana en el corto plazo. Tal vez en el mediano se sume Nick Hardt, pero por el momento Hernández y Cid son la realidad.

A la temporada le resta poco más de dos meses en los que ambos defienden pocos puntos, por lo que su participación esta semana en casa podría ser el inicio de un gran cierre de año.

Tomando en cuenta a Víctor Estrella, el único parámetro de éxito en el tenis local, tanto Cid como Hernández tendrían chance de desarrollarse todavía más en el profesionalismo. Pero ya teniendo 25 y 28, respectivamente, se les hace tarde para alcanzar o sobrepasar a Estrella, cuya explosión llegó tardíamente, una posibilidad que la nueva camada no debería arriesgarse explorar, puesto que estos son casos excepcionales.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinby feather