Obesidad complica casos de Covid-19

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinby feather

AP Nueva York

En los días iniciales de la pandemia de coronavirus, los médicos notaron algo sobre las personas que se enfermaban gravemente de Covid-19: muchas eran obesas.

El vínculo se volvió más claro a medida que el co­ronavirus se extendió por el planeta y se acumularon los datos, y los investigadores si­guen tratado de determinar por qué.

El sobrepeso incrementa las probabilidades de desarro­llar varios problemas de sa­lud, incluyendo padecimien­tos cardíacos y respiratorios. Y esos están entre los princi­pales padecimientos que pue­den hacer que los pacientes de Covid-19 tengan mayor riesgo de enfermarse grave­mente.

Pero existe evidencia de que la obesidad en sí pue­de aumentar las probabi­lidades de complicaciones severas de la infección con coronavirus. Un estudio de más de 5.200 pacientes in­fectados, incluyendo a 35% que eran obesos, encontró que las probabilidades de hospitalización subieron para personas con un índi­ce de masa corporal (IMC) elevado, incluso cuando se tenían en cuenta otros pro­blemas que pudieran po­nerles en riesgo.

Los científicos siguen estu­diando los factores que pudie­ran estar influyendo —la for­ma en que la obesidad afecta el sistema inmunológico pu­diera ser uno— pero dicen que se trata de otro ejemplo de cómo la pandemia arroja luz sobre los desafíos en ma­teria de salud pública que ya existían.

La obesidad pudiera ser una razón por la que algu­nos países o comunidades han sido afectados dura­mente por la pandemia, di­cen estudiosos. En Estados Unidos, la tasas de obesi­dad entre los adultos ha su­bido durante décadas y es ahora de 42%.

La tasa es aun mayor entre las personas de raza negra y los hispanos.

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinby feather