“La marcha atópica”: el largo camino de las alergias

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinby featherLas enfermedades alérgicas están consideradas como una de las grandes epidemias de salud del siglo XXI. Para el año 2050 se estima que la mitad de la población mundial sufrirá de algún tipo de problema alérgico.

De ahí radica la importancia de realizar un diagnóstico a tiempo para tomar las medidas preventivas y terapéuticas adecuadas, siempre en manos de un alergólogo.

Las alergias aparecen debido a una respuesta anormal exagerada de nuestro sistema inmunológico o de defensas, tras exponernos, por cualquier vía, a sustancias inofensivas de naturaleza animal o vegetal, que se da en aquellas personas que nacen con una predisposición genética o hereditaria llamada “Atopia”.

El concepto de la “Marcha atópica” fue desarrollado para describir la progresión de trastornos alérgicos o atópicos como la dermatitis atópica, las alergias alimentarias, la rinitis alérgica y al asma que irán apareciendo desde el nacimiento, siguiendo durante la infancia hasta llegar a la edad adulta, explica el doctor José Torres, alergólogo del Cedimat.

“Algunas condiciones pueden aparecer y desaparecer para siempre, otras desaparecen en la infancia y reaparecen en la adolescencia o edad adulta, mientras que otras lamentablemente permanecen de por vida desde la infancia”, agrega el especialista, quien dice que el primer paso de la “marcha atópica” es la dermatitis atópica, un trastorno inflamatorio cutáneo crónico y prolongado, caracterizado por piel seca, irritada, que se descama, lo cual conlleva a un picor o prurito insoportable, y que evoluciona a modo de brotes en que los síntomas son más molestos.

De acuerdo a diversos estudios, se estima que el 85 % de los niños han desarrollado la enfermedad antes de los 5 años de edad, incluso el 45 % la desarrolla durante los primeros 6 meses de vida.

Otras etapas

La alergia a alimentos es otra de las etapas que pueden aparecer durante los primeros años de vida, destaca el experto.

“Si bien es cierto que la evolución natural de una alergia alimentaria es hacia la regresión espontánea, como en el caso de la leche o el huevo, existen casos donde el desarrollo de alergia hacia algún alimento se hace de por vida, como es el caso de los frutos secos y los mariscos, agrega.

Respuesta a los alérgenos

Pero cuando la respuesta a los alérgenos se da a nivel de los bronquios, la condición es conocida como asma alérgica.

Es un trastorno inflamatorio y obstructivo, que cursa de manera crónica, presentándose momentos de agudización, que son las llamadas “crisis asmáticas”, muy frecuentes cuando hay un mal manejo o control de la enfermedad.

Escalón final

El escalón final de la “marcha atópica” es la rinitis alérgica, una afección inflamatoria que afecta a las mucosas nasales.

“En individuos sensibilizados, los alérgenos como pólenes, ácaros del polvo, mohos y caspa animal provocan los conocidos síntomas, como: los estornudos “en salva”, el goteo y taponamiento nasal, el picor nasal, que con frecuencia se asocia a enrojecimiento ocular, picor y lagrimeo, lo cual conocemos como: conjuntivitis alérgica, detalla el especialista.

Posibles tratamientos

El tratamiento es muy importante para el control de estas patologías; es indispensable tomar las medidas preventivas, como el cuidado de la piel, evitar los alimentos que provoquen la alergia o del alérgeno ambiental causante de los molestos síntomas.

“Para ayudar en este proceso, en la actualidad contamos con un arsenal terapéutico como: antihistamínicos, los esteroides tópicos e inhalados, los broncodilatadores y la inmunoterapia, que ayudarán al paciente a recuperar el bienestar”, enfatiza Torres.

El Cedimat, como institución especializada, desarrolla un servicio de alergia e inmunología clínica donde el paciente, tanto adulto como niño, puede ser estudiado de cualquier patología alérgica que presente, donde se le diagnosticará y se le recomendará el tratamiento más idóneo y seguimiento de cada caso.Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinby feather