Después de superada la Covid-19, ¿qué hacer?

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinby feather

SANTO DOMINGO.-Ya sea que se haya contraído o no la enfermedad, no se debe descuidar lo que se come. Un elemento común en ambas situaciones es la afectación del estado nutricional y el deterioro de la capacidad funcional.

En el primer caso, hay que recuperar las fuerzas y en el otro prevenir la perdida.
En este sentido, la doctora Yumaira Chacón, gerente médico para Abbott en República Dominicana, explica que “la pérdida significativa de masa muscular en el adulto mayor sano y/o enfermo, tiene una consecuencia grave en el estado de salud del individuo.

Aunque no es evidente de inmediato, esta disminución puede ser un obstáculo para recuperar y permanecer saludable”.

De hecho, una de las consecuencias prevenibles de padecer una enfermedad es la pérdida de masa y fuerza del músculo que influye negativamente provocando discapacidades físicas, pérdida de la independencia y una mala calidad de vida.

Sin embargo, la combinación correcta de actividad física y una nutrición saludable puede ayudar a mantener y a recuperar la masa muscular.

Junto con una actividad física adecuada, una buena nutrición proporciona los nutrientes necesarios para apoyar la salud inmunológica y ayudar a prevenir o revertir la pérdida muscular.

Recordó que los nutrientes que apoyan el sistema inmune incluyen proteínas, zinc y vitaminas A, C, D y E. Las proteínas también son clave para reconstruir el músculo que respalda su fuerza, energía y salud en general.

Para la salud muscular, el consumo adecuado de proteína y ejercicio están indicado y la proteína debe ser de una buena calidad.

Componente

— Suplemento
El HMB (hidroximetilbutirato), que es un derivado de un aminoácido llamado leucina, se ha asociado con el estímulo de la síntesis de proteína muscular y disminución de su degradación.EFE

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinby feather