Medina cree que el secreto de su auge en las encuestas está en cumplir

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinby featherDANILOOO

Santo Domingo, 18 abr (EFE).- El presidente, Danilo Medina, cree que ya pasado un tiempo la gente ha tenido ocasión de comprobar que las promesas realizadas en 2012 como priorizar la educación o reducir la pobreza «eran verdad» y que el secreto de su alta valoración en las encuestas es «cumplir con nuestra palabra».

«Llegamos en 2012 con la promesa de poner las necesidades de nuestra gente en el centro de nuestras políticas. Nos comprometimos a gobernar para todos los dominicanos por igual, a priorizar la educación, a reducir la pobreza, a garantizar el acceso a la salud», explica el presidente en una entrevista con EFE.

Y ahora «pasado un tiempo, la gente ha tenido ocasión de comprobar que todo esto era verdad. Que estamos trabajando para cumplir cada compromiso. Y entiendo que eso es lo que se refleja en las encuestas».

En sus palabras a EFE, el presidente también se refiere a Latinoamérica y cree que su objetivo debe continuar siendo el de crear millones de empleos de calidad y que cada vez más gente se sume a la clase media y a la sociedad del conocimiento.

Explica que ello permitirá tener «prosperidad con equidad» tal y como rezaba el lema de la VII Cumbre de las Américas celebrada en Panamá, recientemente.

Un encuentro, señala, al que «quisimos llevar a Panamá una propuesta concreta: aprovechar las oportunidades que los encadenamientos productivos ofrecen a las empresas, especialmente a nuestras pymes, para insertarse en la economía global y crear empleo».

«De eso hablamos con el sector privado y el resto de mandatarios, que tienen mucho que hacer para fomentar lo que podríamos llamar ‘la fábrica latinoamericana'», indica en sus palabras, por escrito, a EFE.

Y es que, según Medina, en el mundo globalizado de hoy, cerca del 80 por ciento de las exportaciones mundiales de bienes y servicios corresponde a comercio en cadenas de valor, y hay una tendencia creciente en muchas industrias a que los bienes ya no se produzcan en un solo país.

«Los países de América tenemos que ponernos al día en esto, porque hay mucho que podemos ganar si nos ponemos de acuerdo en explotar la complementariedad de nuestras economías y si formamos a nuestros productores para adecuarse a este cambio», agrega.

Para el presidente, una de las principales aportaciones de la República Dominicana al encuentro, fue poner en agenda la lucha contra el narcotráfico ya que, especialmente en Centroamérica y el Caribe, el tránsito de drogas con destino a su consumo en los países ricos, es un «desafío constante a la estabilidad de nuestras democracias y a la vida de nuestros ciudadanos».

Respecto a los retos que le quedan a América en relación al problema de la equidad, Medina opina que en América del Norte las desigualdades «parecen estar agrandándose» desde la crisis del 2008 y en América Latina, a pesar de que disminuyen, «tenemos aún una brecha muy grande que cerrar».

En su opinión, para empezar hay que crear más empleo formal y de mejor calidad.

Para ello, por supuesto, tenemos que integrarnos en la economía global como algo más que suplidores de materias primas. Lo que exigirá mejorar los sistemas educativos que capacitarán a nuestra gente. Y esto nos lleva a la necesidad de que los servicios públicos sean cada vez más eficientes e inclusivos. Y a que la administración sea cada vez más transparente y sin privilegios», explica.

En definitiva, considera, hay que ser capaces, como región, de fortalecer las instituciones y sistemas de protección social, «para avanzar hacia la consolidación de nuestros modelos de estado de bienestar y de hacerlo además, trabajando en armonía con los sectores productivos para garantizar un desarrollo económico sostenible y competitivo en el mercado global».

Y los retos de la República Dominicana «son en buena medida los mismos que enfrenta el resto de América Latina (…) y creo poder afirmar que estamos llevando a cabo progresos importantes».

«Los dominicanos vamos a continuar trabajando juntos para combatir la pobreza y la exclusión social con los empleos que genera el sector privado, con los programas sociales que está impulsando el Gobierno y con iniciativas como el Plan Nacional de Alfabetización, en el que se han involucrado tanto las instituciones del Estado y que nos va a permitir declarar este año país libre de analfabetismo», concluye. EFE

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinby feather