Los obreros construcción acusan ministra de Trabajo de querer despojarlos de pensiones

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinby feather

Los trabajadores insistieron en que la ministra Maritza Hernández y los integrantes del CNSS dejarán en “la orfandad” a más de cien personas que viven de trabajar en la construcción.

“Nos oponemos a la aprobación de esa resolución que busca quitarle la facultad a los ingenieros y arquitectos de descontarle a sus trabajadores el dinero que iría al fondo de pensiones para dejarlo en manos de los empresarios, lo que nos condenaría a vivir en un estado de miseria, junto a unos 3,000 que ya esta pensionados”, explicó Pedro Julio Alcántara, secretario general de la Federación Nacional de Trabajadores de la Industria de la Construcción, Madera y Materiales de Construcción (Fenticommc).Denunció que la ministra Hernández estaría promoviendo y coordinando en las reuniones del CNSS, junto al sector gubernamental y los empleadores, la afiliación de personas extranjeras a la seguridad social, mediante el uso de documentos cuestionables e ilegales.

Dijo que eso violaría el artículo 5, de la Ley 87-01 sobre Seguridad Social, que “establece con claridad que ese tipo de filiación es exclusiva para los dominicanos y residentes legales en el país”.

Alcántara subrayó que en su propuesta de afiliación de trabajadores haitianos que residen ilegalmente en el país, la ministra de Trabajo pretende resolver y legalizar el estatus migratorio a miles de haitianos que no calificaron para el Plan Nacional de Regularización de Extranjeros Indocumentados, debido a que no llenaron los requisitos que establece la Ley General de Migración.

“Con esa actitud, la ministra pretende prostituir aún más el Sistema de Seguridad Social, violentando su esencia y al mismo tiempo modificando el Reglamento de la Tesorería para facilitar el registro de esos extranjeros que no son residentes legales, todo esto en perjuicio de los miles de trabajadores dominicanos que aún están desprotegidos pora seguridad social”, se quejó.

La concentración de los trabajadores, procedentes de varias provincias del país inició en la esquina formada por las avenidas 27 de Febrero con Tirandentes, desde donde los trabajadores marcharon hasta la torre de la Seguridad Social. Los manifestantes fueron franqueados por varios oficiales de la Autoridad Metropolitana del Transporte (AMET) y un amplio despliegue policial.

A la protesta se sumaron familiares de los trabajadores de la construcción y decenas de miembros de la coordinadora de gremios del sector salud, que aprovecharon la manifestación para insistir en su pedimento al Gobierno de que asigne en el Presupuesto Nacional el 5% del PIB al sistema sanitario.

FUENTE

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinby feather