Ejecutivos de la CDEEE se reúnen con la Comisión de Hacienda del Senado

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinby featherCDEEEsenado-1024x681

Las condiciones blandas del préstamo otorgado por el Banco de Desarrollo Económico y Social de Brasil (BNDES) para la construcción de la Central Termoeléctrica Punta Catalina se corresponden con la estrategia trazada por la Corporación Dominicana de Empresas Eléctricas Estatales para el financiamiento de la obra.

Según explicó el vicepresidente ejecutivo de la CDEEE, Rubén Jiménez Bichara, a la Comisión de Hacienda del Senado, que preside el senador Dionis Sánchez,  el  préstamo de US$656 millones fue otorgado por BNDES a un plazo de 15.5 años (3.5 años período de gracia y 12 para amortización) y a una tasa libor de 5% anual.

Explicó que la estrategia diseñada desde la licitación para estructurar el financiamiento de la central busca maximizar las disponibilidades de las agencias de exportación (ECAs), que proporcionan condiciones blandas y competitivas, permiten desembolsos acordes con el desarrollo de la obra y largos plazos para el repago.

Es en el marco de esta estrategia la CDEEE negoció y logró el financiamiento del BNDES para la construcción de la Central en condiciones muy blandas, similares a las de los US$550 millones negociados con el grupo italiano SACE, que será presentado al Congreso próximamente.

Informó que el proyecto recibió ofertas de financiamientos por más de US$3,000 mil millones y el Gobierno, a través de Ministerio de Hacienda, seleccionó los del BNDES y el  Grupo SACE, entidad italiana de características similares a la brasileña.

Jiménez Bichara y el presidente del Consejo de Administración de la CDEEE, ingeniero José Rafael Santana, junto a responsables financieros y técnicos a cargo de la Central, respondiendo a las inquietudes de los legisladores ofrecieron amplias explicaciones sobre la importancia de la obra y sobre las características del financiamiento.

De acuerdo a las explicaciones, la Central Punta Catalina es un proyecto que además de contribuir a la solución del problema eléctrico del país, es ambientalmente sostenible y financieramente atractivo, ya que tendrá un retorno de la inversión de apenas 4.5 a 5 años.

En el aspecto ambiental destacaron que la central contará con equipos de última generación que garantizan emisiones muy inferiores a las permitidas por las leyes dominicanas y a nivel internacional.

El ingeniero Santana indicó que además de que las entidades de financiamiento exigieron estrictos controles de emisiones, el hecho de haber inscrito el proyecto en el Protocolo de Kioto refuerza las exigencias para garantizar la protección ambiental.

Indicaron que tendrá un balance negativo en cuanto a la cantidad de emisiones,  tomando en cuenta las  que serán desplazadas por la central y las que esta emitirá.

Informaron que la central contará con una subestación para evacuar la energía que allí se producirá, con un muelle para descargar el combustible que quemará, y su mantenimiento y operación estará a cargo de una empresa que será elegida mediante una licitación internacional que ya la CDEEE está preparando.

Destacaron además, que paralelamente a la construcción de la central que aportará 720 megavatios al sistema, se trabaja en la rehabilitación de redes y en la mejoría de la gestión de las Empresas Distribuidoras de Electricidad.Facebooktwitterredditpinterestlinkedinby feather