Así vivieron los dominicanos sus primeros 15 días de cuarentena

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinby feather

SANTO DOMINGO.-Que suspendan la mayor parte de las actividades productivas por un período de 15 días ya es bastante malo, pero que suspendan los apretones de mano, los abrazos y los besos no hay forma de que un solo calificativo pueda describir lo chocante que esta medida resulta para el dominicano.

Súmele a eso que en todo el territorio nacional se decretó un toque de queda primeramente a partir de las ocho de la noche y posteriormente a partir de las cinco de la tarde.

Eso significó el fin del juego de dominó, las fiestas bailables de los barrios, el merengue, la bachata y la música urbana en volumen convincente y todas las demás conductas propias de los habitantes de Quisqueya que le convierten en uno de los pueblos más alegres del mundo.

¨La catástrofe¨, la ha causado un nuevo tipo de Coronavirus denominado Covid-19, que ya se ha responzabilizado de la vida de cerca de 50,000 personas en todo el mundo y que en el país se encamina al centenar.

Hoy se cumplen los primeros quince días de condiciones especiales o cuarentena decretados por el gobierno, tras el Congreso de la República aprobar una resolución de declaratoria de Estado de Emergencia el pasado 19 de marzo por un período de 25 días.

La dureza de las medidas es para evitar la propagación del virus que es altamente contagioso, pero eso es solo teoría. Como ya dije, que le suspendan la esquina, el parque y las plazas al dominicano es chocante.

Como muestra, decir que en tan solo seis días (del 20 al 25 de Marzo), la Policía Nacional apresó 9,886 ciudadanos por violar el toque de queda y las capturas prosiguieron su ritmo normal a un promedio aproximado de 1000 detenciones por día.

Pese al llamado a los ciudadanos a no aglomerarse, estos no cesan de hacerlo . (Eliesel Tapia)

Disparándose el pasado fin de semana donde fueron apresados solo el sábado 29 de marzo, 2, 404 personas.

Histeria por rumores

Los fake news y los rumores no han faltado. Algunas notas de voz enviadas por whatsapp en las cuales una voz convincente afirmaba que el toque de queda sería por 24 horas, desbordó la capacidad de los supermercados, bancos y farmacias en más de una ocasión.

Esto motivó a que estas empresas tomaran medidas para evitar la aglomeración de personas. Cantidad limitada de personas en sus instalaciones, distancia de por lo menos un metro en las filas del exterior y el uso obligatorio de mascarillas para el acceso.

Los líderes empresariales han reiterado que la cadena de suministros está garantizada. Los vuelos de carga han aumentado tras la suspensión de los comerciales y los buques han seguido su curso normal.

En las calles el tránsito es fluido. El gobierno suspendió la circulación de los autobuses, y microbuses, las unidades de la OMSA y el Metro de Santo Domingo.

Los carros del transporte público fueron obligados a solo montar cuatro pasajeros como máximo (normalmente son seis) y la gente empezó a andar con naturalidad con guantes en las manos y mascarillas en la cara.

Comercio informal afectado

El mercado informal es de los más afectados. Al inicio los vendedores ambulantes se adaptaron a vender mascarillas de tela pero, médicos locales y extranjeros alertaron sobre su ineficacia lo que disminuyó notablemente su venta.

El presidente Danilo Medina anunció un conjunto de medidas que buscan paliar la crisis económica que desde ya empieza a afectar a los hogares que viven en condición de pobreza. Se aumentó a 5,000 pesos los aportes que reciben vía la tarjeta Solidaridad y se extendió su alcance.

Medina también se comprometió a costear una porción de los salarios de miles de trabajadores que han sido suspendidos y asumió desde el gobierno los costos de las pruebas para detectar el covid-19.

Puertas cerradas

Alcaldes y munícipes de varias localidades que aún no tenían infectados por Coronavirus, iniciaron una política de puertas cerradas como forma de evitar la entrada de contagiados.

Municipios como San José de Ocoa, Dajabón y Cabrera; instalaron retenes en las entradas, evaluaban el propósito de la visita, desinfectaban los vehículos y tomaban pruebas de temperatura a los recién llegados.

La decisión fue rebatida por el gobierno central. El ministro de la presidencia,Gustavo Montalvo, declaró que los alcaldes no tenían prerrogativa legal para tomar esa decisión.

Pero a pesar de la advertencia, en la práctica, los exploradores eran devueltos o al menos confrontados.

Educación y alternativas

El ministerio de Educación dispuso la modalidad de clases virtuales utilizando varias plataformas.

Esto convirtió a los padres en los responsables directos de mantener la actualización escolar en sus hijos.

Los conciertos, los cultos cristianos y las reuniones políticas se trasladaron a la web.

Los aspirantes presidenciales cambiaron su discurso y llamaron a la unidad, aunque no ha faltado en el proceso alguna que otra manifestación de inconformidad con el gobierno central, después de todo, las aspiraciones políticas deben continuar.

Pero a pesar del encierro, la mascarilla y el temor al contagio, los dominicanos no han perdido su espíritu alegre.

No han tenido como en otros lugares que subir la tonalidad de su voz para ser escuchados ante la obstrucción de la mascarilla porque desde antes, ya hablaban a alto volumen.

Los chistes asociados a la crisis, los memes por redes sociales y las largas videollamadas, demuestran una de dos cosas: o que los dominicanos aún no pierden las esperanzas o que todavía no han entendido la gravedad de la situación.

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinby feather