Extraficante: presidente hondureño pidió dinero para campaña

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinby feather

AP Nueva York

Un extraficante hondureño dijo ayer que el presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, le pidió miles de dólares para que apoyase su campaña de reelección a la presidencia en 2017.

A cambio del dinero, testificó Amílcar Alexander Ardón, el presidente protegería sus actividades de narcotráfico. Ardón hizo las declaraciones en el quinto día de juicio por narcotráfico a Tony Hernández, hermano del mandatario.

Ardón, exalcalde de la ciudad de El Paraíso, declaró en una corte neoyorquina que el presidente le pidió que sobornara a alcaldes en los departamentos de Copán y Lempira «porque en las encuestas tenía números bajos». El testigo dijo que pagó medio millón de dólares en sobornos para el departamento de Lempira y más de un millón y medio de lempiras (unos 61.000 dólares) en Copán.

La reunión entre el mandatario y Ardón habría ocurrido en la ciudad de Santa Rosa, cuando faltaban seis meses para las elecciones de 2017, dijo el testigo.

El juicio en la corte federal de Manhattan, que se espera dure dos semanas, se sigue con atención desde Honduras porque ha salpicado al presidente y lo ha relacionado con el sucio mundo de los sobornos y la droga. El mandatario ha negado repetidamente las acusaciones de los fiscales estadounidenses y los testigos del juicio en ruedas de prensa y Twitter.

Tony Hernández, un exdiputado en Honduras, está siendo enjuiciado en Estados Unidos porque supuestamente la cocaína que traficaba iba dirigida a ese país. El hondureño de 41 años también está acusado de posesión de armas y mentir a las autoridades estadounidenses.

El acusado aparece cada día vestido de traje y sonriente en la sala del juez Kevin Castel. Se muestra confiado y saluda efusivamente a sus abogados.

En la silla de los testigos, Ardón, vestido en uniforme de preso de color marrón claro, dio el martes más detalles sobre un supuesto pago de un millón de dólares que el narcotraficante mexicano Joaquín «El Chapo» Guzmán dio a Tony Hernández en 2013 para financiar la campaña presidencial de su hermano.

En una primera reunión entre Tony Hernández, «El Chapo» y otros en 2013, Tony le dijo a Guzmán que si Juan Orlando Hernández ganaba las elecciones, se les podría dar seguridad para realizar actividades de narcotráfico, dijo Ardón. El mexicano, quien supuestamente le había pedido seguridad desde la frontera nicaragüense hasta la guatemalteca, le ofreció entonces el millón, testificó Ardón.

La reunión ocurrió en una finca que era propiedad de los hermanos Luis y Miguel Arnulfo Valle Valle, del cartel de los Valle, en la zona del Espíritu, en Honduras, dijo Ardón.

Tres días después, Tony Hernández supuestamente le dijo a Ardón que había hablado con Juan Orlando Hernández y decidido que aceptaban el millón de «El Chapo». Programaron una segunda reunión para recibir el dinero en efectivo pero Juan Orlando Hernández les avisó que fueran «con cuidado» con las fotografías que se les pudiera tomar con teléfonos celulares, dijo Ardón.

Tony Hernández, supuestamente, también dijo que quería el dinero urgentemente porque las elecciones se acercaban. La segunda reunión al parecer ocurrió en casa de Ardón, en El Paraíso, y en ella estaban presentes «El Chapo» y su socio Don Amado, Tony Hernández, Otto Salguero y Ardón.

El testigo dijo que el millón de «El Chapo» significaba que los hermanos Valle Valle y Ardón podrían mover la cocaína sin peligro de arresto ni extradición a Estados Unidos. Ardón también dijo que «El Chapo» le pidió el número de teléfono a Tony Hernández.

Después de la reunión, testificó Ardón, Tony Hernández viajó a la zona de La Entrada, en Honduras, con el dinero, rodeado de varios guardas de seguridad. En noviembre de 2013, el Juan Orlando Hernández ganó las elecciones.

Los hermanos Valle Valle fueron extraditados a Estados Unidos en 2014.

«Tony Hernández me dijo que los Valle habían sido capturados porque habían intentado matar a (Juan) Orlando Hernández», testificó Ardón, quien ha admitido en el juicio ser responsable de la muerte de 56 personas.

En 2015, Ardón pidió explicaciones al mandatario por el arresto de los hermanos Valle, ya que se suponía que el millón pagado de «El Chapo» iba a protegerles e iba a proteger las actividades de narcotráfico que tenían todos juntos, testificó Ardón.

«(Juan) Orlando dijo que no tenía compromiso con nadie. Que si quería podía devolver el dinero», dijo el presidente, según testificó Ardón en la corte.

Omar Malone, abogado de Tony Hernández, intentó el martes demostrar que Ardón es un mentiroso que simplemente intenta mantener contentos a los fiscales del caso acusando falsamente a Tony Hernández para así recibir una reducción en su sentencia. Dijo también que no hay pruebas que corroboren las declaraciones de Ardón.

Por su parte, el fiscal Emil Bove le preguntó a Ardón por qué éste no tenía miedo de ser extraditado a Estados Unidos.

«Porque estaba protegido por (Juan) Orlando Hernández», respondió el testigo.

«¿Y por el acusadoé», preguntó Bove.

«Por él, también», señaló.

El martes por la tarde empezó a testificar el agente de la agencia antidrogas estadounidense Sandalio González, quien arrestó a Tony Hernández en 2018 en el aeropuerto de Miami.

González explicó el arresto del hondureño y en la corte se mostró también el video de la interrogación que el agente le hizo tras detenerle. En él, Tony Hernández admite conocer a narcotraficantes que nombra, pero dice que no trafica drogas a pesar de haber sido muchas veces invitado a participar en el negocio.

Se espera que no haya juicio el miércoles y que éste sea retomado el jueves.

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinby feather