Confirman la desaparición de exvicepresidente paraguayo en zona guerrillera

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinby feather

EFE Asunción, Paraguay

Las autoridades informaron este miércoles de la desaparición del exvicepresidente paraguayo Óscar Denis en una zona cercana al lugar donde hace una semana se dieron dos enfrentamientos entre las fuerzas de seguridad y la guerrilla Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP), en el que murieron dos niñas de once años.

La desaparición, que se investiga como un posible secuestro, provocó la interrupción de la sesión reservada en el Congreso, cuando miembros del Ejecutivo informaban a los legisladores de ese operativo en el que fallecieron las menores.

Junto con Denis, también desapareció otra persona que los medios locales señalan como el capataz de la estancia, propiedad del exvicepresidente en el departamento de Concepción.

El portavoz de la Fuerza de Tarea Conjunta, el teniente coronel Luis Apesteguia, dijo a Efe que recibieron una denuncia de la desaparición de Denis, de 74 años, en el departamento de Concepción, a unos 40 kilómetros del área de los enfrentamientos con la guerrilla el pasado miércoles.

Denis, del opositor Partido Liberal, ocupó el cargo de vicepresidente durante el Gobierno presidido por el liberal Francisco Franco (2012-2013), quien reemplazó al destituido Fernando Lugo.

Desde su partido también llegaron las primeras reacciones, con un pronunciamiento del actual líder de los liberales, Efraín Alegre, quien en sus redes sociales responsabilizó al presidente paraguayo, Mario Abdo Benítez, por el «secuestro» de Denis.

«Responsabilizamos a Mario Abdo por su «manifiesta torpeza e inutilidad por el secuestro del exvicepresidente Óscar Denis», publicó Alegre en su red social.

Asimismo, Alegre exigió la «inmediata destitución» del ministro de Defensa, Bernardino Soto Estigarribia, el de Interior, Euclides Acevedo, y del comandante Héctor Grau, de la Fuerza de Tarea Conjunta (FTC), el cuerpo de combate contra el EPP.

Alegre añadió que su partido se declara en «vigilia» y que el jueves se reunirá el directorio para determinar acciones políticas ante el suceso.

Su desaparición se produce al cumplirse una semana de la muerte de las dos niñas, en los alrededores de un campamento del EPP en el que se incautaron armas, documentos y dinero en metálico.

El Gobierno informó que en el campamento se encontraban una docena de guerrilleros que lograron huir al poco de que fallecieran las menores.

El Ejecutivo aseguró tras las muertes, que las menores formaban parte de la guerrilla y eran hijas de algunos de sus líderes.

Esos hechos provocaron el rechazo de organizaciones de derechos humanos y pedidos de investigación por parte del Gobierno de Argentina, que el viernes comunicó que las niñas tenían esa nacionalidad.

También se han señalado las irregularidades de la Fiscalía, que ordenó la quema de las prendas que llevaban las menores y procedió a su entierro sin haberlas identificado.

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinby feather