Austria exige un test para quienes regresan de 32 países de riesgo por COVID

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinby feather

Viena.- Los ciudadanos de Austria y de la Unión Europea (UE) que provengan de 32 Estados considerados de riesgo por la pandemia deberán desde este lunes presentar una prueba PCR negativa de no más de 72 horas o someterse a ella en menos de 48 horas.

España, al igual que todos los países de la UE salvo Portugal, Rumanía, Suecia y Bulgaria, es considerado un lugar seguro y desde allí los viajeros pueden entrar en Austria sin test ni cuarentena.

La normativa se aplica a los ciudadanos de Austria y residentes, los de la UE y los que procedan de la zona Schengen, mientras que a los nacionales de terceros países se les prohíbe directamente la entrada salvo en casos justificados como reunirse con su pareja, si su domicilio está en la república alpina.

En caso de que esos nacionales de terceros estados ya estén en suelo comunitario y provengan de un país de la UE o de la zona Schengen, se les permite entrar con las mismas condiciones que el resto de los ciudadanos europeos.

Entre los países afectados, además de los socios de la UE mencionados, se encuentran Estados como Rusia, Bielorrusia, Ucrania, Turquía, Serbia, EEUU y la provincia china de Hubei. También se incluyen estados de América Latina en las restricciones- Brasil, Chile, Ecuador, México y Perú.

De la prohibición de entrada para los nacionales de terceros países se exime al personal de enfermería, temporeros y diplomáticos, aunque deberán aportar una prueba negativa.

La escala en Austria sigue siendo posible sin restricciones, mientras que para los austríacos y residentes en austria que ya estaban en el extranjero este lunes, los nuevos requisitos comienzan a aplicarse a partir del sábado 1 de agosto.

Las autoridades austríacas han endurecido las medidas contra el coronavirus en las últimas fechas después de registrar un aumento en el número de contagios.

Si en mayo y junio la mayoría de los días la cifra de contagios era menor a 50, en julio casi cada día se han producido más de un centenar de nuevos casos, con picos de hasta 170 positivos en un día.

El país alpino ha experimentado varios rebrotes, lo más importantes en mataderos o centros de distribución de correo, con decenas de trabajadores infectados. El último gran rebrote se ha registrado en St. Wolfgang, una localidad turística en una zona de lagos en Alta Austria, con medio centenar de contagiados. Austria, con 8,8 millones de habitantes, ha registrado hasta ahora 712 fallecidos por COVID-19.EFE

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinby feather