De las menores a los playoffs: Max Muncy brilla con Dodgers

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinby feather

AP
Los Ángeles

Con todo el costoso talento en la plantilla de los Dodgers de Los Ángeles, Max Muncy tuvo que encontrar una manera de sobresalir. Lo ha hecho con su bate, al ascender desde las menores para liderar al equipo en jonrones.

Bateó 35 cuadrangulares en la temporada regular, impulsado por un buen arranque en la primera mitad que lo llevó al Derby de Jonrones del Juego de Estrellas.

Un bambinazo de tres carreras de Muncy llevó a los Dodgers a una victoria en el primer juego de la serie divisional de la Liga Nacional contra Atlanta. Eventualmente, eliminaron a los Bravos en cuatro partidos.

“La experiencia completa ha sido increíble”, dijo Muncy.

Lo siguiente es la Serie de Campeonato de la Liga Nacional contra Milwaukee que inicia el viernes, la cual coloca a Muncy en estas instancias por primera vez en su carrera.No hay que esperar que los nervios lo traicionen.

“Al empezar el juego 163 estaba algo nervioso, pero observas cómo todos los demás en el clubhouse están caminando por ahí con el control completo de sí mismos”, comentó el miércoles Muncy. “Hay mucha experiencia ahí. No hay pánico, no hay preocupación. Todos están de lo más tranquilos. Es algo que se me contagia. Si no fuera por esos chicos, entonces tal vez sería una historia diferente”.

Sus resultados parecen más improbables porque Muncy no es un jugador que tenga actividad todos los días. Aparece en todas partes, desde primera base, hasta segunda y tercera, y ocasionalmente en los jardines.

El versátil jugador fue un invitado no incluido en el roster para el campamento de primavera. Comenzó la temporada en el equipo de Oklahoma City de la Triple-A, temblando de frío por el clima fresco en el primer juego del equipo, el 5 de abril en Iowa.

Menos de dos semanas después, Muncy fue llamado por los Dodgers debido a las lesiones. Pegó un jonrón en su segundo turno al bate y siguió adelante.

Durante el fin de semana del Juego de Estrellas, Muncy venció al jugador de los Cachorros, el puertorriqueño Javier Báez, en la primera ronda del Derby, antes de perder frente al eventual campeón, Bryce Harper, en la siguiente fase.

Tras el receso, Muncy tuvo problemas en el plato, y su promedio se desmplomó hasta .183.

“Sólo estaba enfocado en tratar de volver a donde necesitaba estar, de vuelta en control de la zona de strike, haciendo buenos swings a las pelotas”, señaló.

Animado por la incansable convicción del manager Dave Roberts, Muncy recuperó su bateo y ha seguido contribuyendo en los momentos importantes. Una de sus mejores características es su disciplina en el plato, sabiendo cuándo dejar que pase un lanzamiento y cuando tirarle.

“Simplemente es algo que siempre he tenido”, dijo. “Es una de esas cosas que la tienes o no”.

Quinta selección del draft de las Grandes Ligas del 2012, Muncy fue dado de baja por Oakland en marzo de 2017. Luego fue firmado por los Dodgers y enviado a las menores, donde el lanzador Walker Buehler también estaba en Oklahoma City.

Hace seis meses en Iowa, Muncy imaginó que era seguro que Buehler terminaría en Los Ángeles, pero no tenía certeza acerca de sí mismo.

Ahora, el novato y el combativo jugador de séptimo año han creado gran revuelo en la apuesta de los Dodgers por ganar su primer título de la Serie Mundial desde 1988.

“Sé que para nosotros dos ser capaces de ayudar a este equipo todo el año de la manera como lo hemos hecho ha sido algo muy especial”, manifestó Muncy.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinby feather